Feria ofrece 1.500 puestos de trabajo inclusivos

55% de esa oferta laboral corresponde a oficios, 21% a técnicos y 24% restante a profesionales.
‘En Chile hay cerca de tres millones de personas con discapacidad’, dice Paola Ortega, agregando que la inserción laboral no ha sido nada fácil: ‘Estos últimos años la situación ha ido mejorando; por ejemplo, gracias a la ley que establece que las empresas con 100 o más trabajadores deben tener contratadas al menos a un 1% de personas con discapacidad. Pero falta muchísimo por hacer’.

Como directora ejecutiva de Expo Inclusión, Ortega y su equipo de trabajo de Blanco Consultores organizan desde hace tres años esta feria que busca aumentar la empleabilidad de la población en situación de discapacidad. Incluye actividades como ruedas de negocios, charlas y capacitaciones, pero lo que más llama la atención son las oportunidades laborales. ‘La expo se llevará a cabo entre este lunes y el viernes 27 de noviembre. A diferencia de años anteriores, es una versión 100% online y accesible, con alcance a nivel nacional. Participan casi 100 empresas y hay un total de 1.500 ofertas laborales’, dice Ortega.

-¿Apuntan a personas con distintos niveles de formación?

-Sí. Un 55% corresponden a ofertas de trabajo para oficios; por ejemplo, auxiliares de aseo, vendedores y recepcionistas, entre otros. Un 21% apunta a técnicos profesionales; algunos de los cargos que más se solicitan son mecánicos industriales, eléctricos, operarios de logística y técnicos en contabilidad. El 24% restante corresponde a ofertas para profesionales como docentes, ingenieros civiles y sicólogos, entre otros. Paola Ortega cuenta que los interesados en participar de Expo Inclusión pueden subir su currículum a expoinclusion.cl (https:// bit.ly/3lUWvtF) para así tener disponible información que mostrarles a los potenciales empleadores. ‘Al recorrer virtualmente la feria y encontrar alguna empresa que les llame la atención pueden tener de inmediato una entrevista en línea, de unos diez minutos, como primera aproximación al empleador. En caso de ser necesario, contamos con un servicio de lengua de señas vía streaming’.

-¿Cuáles son los grandes desafíos de organizar un evento online?

-Encontrar la tecnología para llevarlo a cabo. Cuando nos pusimos a buscar softwares que entregaran una adecuada experiencia a las organizaciones que participan y a los visitantes, no los encontramos. Tuvimos que crear una plataforma que fuera accesible para los distintos tipos de discapacidades, porque al evento asisten personas con discapacidad física, auditiva, visual y también con discapacidad intelectual y cognitiva.