Ley Inclusión Laboral: 31% de las empresas aún no cumple con la normativa

El 1 de abril de 2018 entró en vigencia la Ley de Inclusión Laboral, normativa que resguarda los derechos de trabajadores en situación de discapacidad, estableciendo cuotas de empleo del 1% en organismo públicos y privados que tengan más de 100 empleados.
¿Cómo ha sido el progreso de la ley? Encuesta de la Red de Empresas Inclusivas (ReIN) de Sofofa a sus afiliados midió el impacto de la inclusión laboral.
Entre los principales resultados de la medición, el 31% de las organizaciones no logra cumplir el 1% exigida por normativa; el 97% se asesora con expertos para incorporar personas con discapacidad; el 95% aplica métodos específicos de reclutamiento y un 87% realiza capacitaciones a los trabajadores sin discapacidad sobre temáticas de inclusión.
Asimismo, el 79% indica que la principal barrera de contratación de personas con discapacidad está en encontrar perfiles laborales adecuados al cargo.
En tanto, encuesta determinó que 17.175 personas tienen contrato vigente. Esto, según ReIN, representa un avance, pero también el desafío de mejorar las condiciones, considerando que en Chile hay más de 2 millones 600 mil personas con alguna condición de discapacidad y casi un 60% se encuentra desempleada, o trabajando de manera informal.
Por otro lado, 18% reconoce que su área de Recursos Humanos desconoce cómo gestionar el reclutamiento de personas con capacidades diferentes; 10% dice que existe escaso compromiso de la alta gerencia.
Otras conclusiones del sondeo indican que las principales ventajas de los trabajadores con discapacidad es el compromiso que adquieren con la empresa (79%), la buena relación con sus pares (44%) y un alto nivel de productividad (38%).

Conclusiones de la inclusión laboral
Tras los resultados, Elena Razmilic, presidenta de la ReIN y del Centro de Discapacidad Sofofa, señala que las organizaciones, especialmente aquellas que no tienen el 1% de trabajadores con discapacidad contratados, deberían investigar las dificultades que experimentan en este proceso, “analizando cómo despliegan sus estrategias de selección, la forma de realizar el perfilamiento de los cargos, el rol que juegan los expertos y asesores en el reclutamiento, además de los resultados que están obteniendo producto de la intermediación laboral”.
Así, recalca Razmilic, se pueden “los puntos críticos y orientar la búsqueda de personal desde buenas prácticas o las experiencias más exitosas”.
La experta agrega que es fundamental contar con políticas educacionales inclusivas, para así “generar capital humano que responda a las necesidades y requerimientos profesionales de las organizaciones, pero por sobre todo, que responda a las demandas de una sociedad que avanza hacia un entorno cada vez más integrativo”.
Sobre el hecho de que 31% de las compañías participantes aún no logran llegar a su 1%, Razmilic enfatiza que “viene a corroborar los principales obstáculos mencionados por los encuestados y que son precisamente los que enfrenta la Ley: un déficit de trabajadores calificados, tomando en cuenta la alta demanda que hay en el mercado, y muchas áreas de Recursos Humanos desconocen cómo llevar a cabo con éxito un proceso de selección inclusivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *