Personas con discapacidad, educar y trabajar en pandemia

El 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad (PcD), pero en tiempos en que la sociedad cambia, centrándose en el contexto inmediato político y sanitario, sabemos que son invisibilizados aún más. La pandemia y el confinamiento han afectado la salud mental de los chilenos. Pensamos en personas mayores y niños, pero ¿qué pasa con las PcD? Han aumentado las barreras con las que deben convivir, imponiéndoles nuevos desafíos, como el tecnológico. Las clases están siendo virtuales, a nivel escolar, y en la formación para el trabajo. Si a priori pensábamos ‘no se puede’, hemos visto que ‘si se puede’. Los profesores han desarrollado creativamente los contenidos de las asignaturas para su acceso, usando las vías disponibles: visuales, auditivas, kinésicas, emocionales.

Una de las aristas para una plena inclusión social es la laboral que, como para muchos chilenos, este año se ha visto afectada. Sin embargo, para ellos representa no solo un trabajo, también da sentido de logro, mejorando su calidad de vida. Las Instituciones de Educación Superior (IES), cuya misión es educar para el trabajo, deben hacer lo suyo por la inclusión, y son pocas las que están transitando en este sentido. Lograrlo implica ofrecer los apoyos para acceder al conocimiento a PcD física o sensorial en carreras regulares, e impartir programas de formación laboral para el ritmo y estilo de aprendizaje de jóvenes con discapacidad intelectual, incluidos en entornos normalizados como el universitario.

Algunas instituciones que ya lo hacen, este año han enfrentado el reto de formar alumnos de manera virtual, pero lo han conseguido. Son IES que responden a su misión, buscando la forma de lograr los aprendizajes con las herramientas que el contexto nos da.

Fuente: El Mercurio