Unicef pide proteger infancia con discapacidad ante COVID-19

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que ha concentrado su apoyo al gobierno dominicano para la inclusión en los programas sociales de la infancia con alguna discapacidad, en el contexto de la pandemia.
Unicef hace la observación consciente de que los efectos socioeconómicos del COVID-19 son particularmente graves para los hogares con niños, niñas y adolescentes con discapacidad.

Señala la entidad que de acuerdo con los datos oficiales disponibles del Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS), en base a la encuesta ENHOGAR 2013, en República Dominicana se estima que hay unos 198 mil niños, niñas y adolescentes con al menos una discapacidad, definida conforme a las indicaciones internacionales y a la funcionalidad.

“La niñez con discapacidad, sobre todo aquella de los hogares más vulnerables, tiene mayores limitaciones para recibir servicios de educación y salud, y sus familias realizan gastos adicionales que podrían dedicar a otras necesidades básicas”, señala Gavino Severino, oficial de políticas sociales de Unicef en el país.

Pasos que ha dado el Gobierno

El oficial de Unicef destaca que ya el Gobierno dominicano había dado pasos concretos para hacer estas adecuaciones, al momento de la emergencia por el COVID 19.

Dijo que ante los efectos económicos de la pandemia del COVID 19, el sistema de protección social ha respondido a través del programa Comer es Primero, incrementando sustancialmente el monto recibido por las familias participantes.

Asimismo, señaló que las autoridades locales, han implementado el programa temporal Quédate en Casa, con la inclusión de más de medio millón de nuevos hogares en pobreza extrema y moderada, así como a trabajadores por cuenta propia en riesgo de caer en pobreza.

Unicef apuntó que pese a las ayudas, todavía no se advierte un foco específico en la población infantil y juvenil con condición de discapacidad, y que por ello, se ha emprendido una respuesta de apoyo al Gobierno dominicano para la ampliación focalizada del programa nacional de transferencias monetarias a 2,700 familias con niños y niñas con discapacidad (alrededor de 8,640 personas directa o indirectamente beneficiadas), utilizando el mecanismo de pago regular del sistema de protección social.

“Esta transferencia es de tipo temporal, sin condicionalidades, y es acompañada por el envío de mensajes de texto a las familias con información acerca de la red de comercios donde puedan comprar alimentos y otros productos básicos”, explica Unicef.

 

Fuente: El Caribe